Seguros y agradecidos se vacunan habitantes de Ocotepeque






Don Carlos Manuel Chinchilla llegó este sábado a vacunarse en su silla de ruedas y luego de recibir la primera dosis de AstraZeneca, en el parque central de la ciudad de Ocotepeque, dijo sentirse "más seguro ante el covid-19" y al igual que sus paisanos agradeció porque se inició la inmunización en el departamento del mismo nombre.

Don Carlos fue parte de los casi 1.000 miembros de diferentes segmentos poblacionales de Ocotepeque a quienes se aplicó la primera dosis de la vacuna, buscando fortalecer la economía y el sector turístico de Honduras, en una jornada que supervisó el presidente Juan Orlando Hernández.

"No siento nada (de dolor) y me siento más seguro para no infectarme", dijo Chinchilla mientras observaba en su carnet la fecha de la segunda dosis que deberá recibir justo un mes después.

En las jornadas de inmunización se incluyó a personal del rubro turístico del departamento de Ocotepeque.

Entre los grupos a inocular en Ocotepeque se encuentran maestros, adultos mayores de 60 años, pacientes con enfermedades crónicas, así como conductores de taxis, mototaxis y buses interurbanos, entre otros.

Asimismo, se procedió a la inmunización de pastores, sacerdotes, Guías de Familia y comunicadores sociales, ya que mantienen un constante contacto con grandes grupos de personas, lo cual aumenta el riesgo de contagio.

Más seguridad

El oficial de la Policía Nacional Ángel Ovidio Cáceres invitó a la población en general a que se aplique la vacuna porque es necesaria para que se pueda evitar otra ola mayor de contagios en el país.

Cáceres manifestó sentirse más tranquilo para poder realizar su trabajo sin temor, "aunque me dijeron que no debo descuidar las medidas de bioseguridad".

Junto a Cáceres, en una banca del parque, estaba Juan Ramón Reyes, también agente de la Policía Nacional, quien expresó que a partir de hoy se siente con mayor seguridad para hacer su trabajo, y máxime que él tiene dos enfermedades base.

"Con la vacuna nos sentimos en mejores condiciones para realizar nuestro trabajo e invito a la población a vacunarse para que podamos evitar esta terrible enfermedad", dijo Reyes.

A un costado del parque central, el joven Juan Miguel Márquez, conductor de mototaxis, fue uno de los pobladores que conversó con el presidente Hernández mientras le vacunaban y dijo sentirse agradecido porque "trabajamos para arriba y para abajo en estas motos y estamos expuestos al virus; agradecemos que se nos tomara en cuenta".

Orden y disciplina

El presidente Hernández habló con los medios de comunicación sobre la jornada de vacunación que se realiza en el parque central de Ocotepeque y dijo sentirse satisfecho del "orden, disciplina y obediencia de la población para acudir a inmunizarse".

Dijo sentirse contento porque, a pesar de que los países poderosos acapararon la mayor cantidad posible de dosis, los flujos para las naciones en desarrollo se están normalizando.

Además, dijo llamarle la atención el esquema integral puesto en práctica en Ocotepeque, incluyendo a policías, Guías de Familia, empleados de la Alcaldía, chortís, conductores de taxis y mototaxis, entre otros sectores de la población.

Sobre el hecho de contar con 14 millones de dosis de vacunas comprometidas, y las gestiones que se realizan para obtener un millón más para personas de entre 12 a 18 años, subrayó que "eso permitirá avanzar en el ideal de fortalecimiento de la economía, y en especial de la reapertura del sistema educativo".

Flujos masivos

El mandatario adelantó que a partir del próximo 15 de junio habrá mayores flujos de arribo de vacunas al país, por lo que será necesario contar con más personas que sean capaces de trabajar en el proceso de inmunización.

"A partir de junio, julio, agosto y septiembre los flujos serán mayores y tendremos que contratar más personas para poder vacunar rápidamente", indicó Hernández.

Recalcó que se volverá necesario en Honduras contar con mayor personal de enfermería, los que "podrían iniciar sus estudios, con el módulo de vacunación para apoyar en las labores de inmunización".

Hernández insistió en que es necesario hacer conciencia a la gente sobre lo que sucedió en muchos países, en los que luego de la vacunación se relajaron o muchos pobladores no quisieron aplicarse la primera dosis de las vacunas ya existentes, y eso redundó en grandes problemas de contagios.

Esta es una de las tantas jornadas de inoculación realizadas por el Gobierno de la República a través de la Secretaría de Salud con el objetivo de salvaguardar la salud de la población y de reactivar la actividad económica, en particular el turismo en diferentes sectores del país.

De esta forma se avanza de forma progresiva en la inoculación de grupos priorizados por la Secretaría de Salud con el objetivo de impulsar la reactivación de un rubro como el turístico que beneficia a más de 270.000 familias a nivel nacional.

Hasta el pasado 1 de junio, más de 352.000 personas habían sido inoculadas contra la covid-19.

De esa cifra, 295.550 fueron inmunizadas por la Secretaría de Salud y 56.702 por el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).