Productores logran espectacular transformación con apoyo del Gobierno a través de Alianza para el Corredor Seco






El presidente Juan Orlando Hernández desarrolló hoy una visita de campo al distrito de riego El Limón, ubicado en Santa Rita (Copán), donde destacó la espectacular transformación que han logrado los agricultores con el apoyo del Gobierno a través de la Alianza para el Corredor Seco-USAID, que impulsa la reactivación productiva y la seguridad alimentaria en este sector.

El mandatario conoció el funcionamiento de sistemas de riego, instalación de megatúneles para la producción de hortalizas, alianzas con el sistema financiero privado, aliados comerciales y proveedores de insumos, entre otros aspectos del proyecto que en cinco años ha generado 20.000 empleos.

En El Limón, con el impulso de la Alianza para el Corredor Seco (ACS), se contabilizan 22 hectáreas de riego que benefician a 76 productores, que venden sus cosechas a compradores locales, procesadores y supermercados.

Gracias a la ACS, los productores del Corredor Seco han transformado sus sistemas productivos pasando de una agricultura tradicional a una agricultura climáticamente inteligente, realizando un manejo apropiado del agua, buenas prácticas agrícolas y ahora con megatúneles se apunta a la producción intensiva.

Presidente comprometido

Hernández conversó con los productores de hortalizas de El Limón para conocer sus logros y necesidades e incluso tomó un machete para cortar una planta de yuca.

"Nunca había visto un presidente tan comprometido por nosotros los agricultores y nunca había visto un presidente con un machete cortando yuca; él es una persona muy campechana, ojalá siga así, acercándose a la gente más humilde", dijo el agricultor Mario Díaz, quien le mostró al presidente Hernández su cultivo de yuca.

Recordó que pese a la pandemia de covid-19 "no nos hemos detenido en producir" y "hemos trabajado pensando en el desarrollo de nuestras familias".

"Hoy tenemos un buen mercado, pero eso se debe por los proyectos de agua que tenemos y asesoría técnica. El sueño de nosotros es que nuestros hijos tengan un mejor futuro", contó Díaz.

El productor Víctor Martínez expresó que "valoramos que el presidente Hernández haya visto nuestro sistema de riego y con eso estamos asegurando una seguridad alimentaria para nuestras familias y región, y eso significa más dinero para nuestros bolsillos y más empleos".

"Si todos los gobernantes utilizaran el método de humildad para la producción estaríamos súper desarrollados; Honduras no contaría con importación de granos básicos, ni de verduras", afirmó.

Nuevas prácticas

El presidente Hernández dijo que "estamos contentos de ver esta transformación tan espectacular que han logrado los productores, los técnicos de Invest-H y también la cooperación de USAID y otros cooperantes".

"Esta era una tierra de la que apenas salían frijoles, maíz, y ahora miren: tenemos tomates, chiles, yucas, malanga, plátanos, rábanos y tienen también para poder atender a sus animalitos, y me refiero al ganado", indicó Hernández.

"Me alegra mucho ver que esta transformación es el reflejo de todo lo que está ocurriendo en el Corredor Seco y eso significa mejores ingresos, más dinerito en la bolsa de los productores, pero también están abasteciendo el mercado local", apuntó el jefe de Estado.

Subrayó que este tipo de iniciativas "nos permite decir que estos son hechos y no palabras, son resultados, son hechos para todos, y sobre todo la capacidad de generar empleos".

"La gente tiene una transformación aquí, usando tecnologías que en su vida se la hubieran imaginado, como yo tampoco me imaginé esto desde hace 20 años, pero aquí estamos", enfatizó.

Por eso -dijo Hernández- "estamos colocando 260 megatúneles y dentro de poco terminaremos con 300, y después de esto vamos a dar otro salto más importante con invernaderos".

"Yo se los dije hace unos años: Honduras se va a convertir en el principal productor de granos y alimentos en general de toda Centroamérica; tenemos 46% de la población en el campo y van a vivir mucho mejor", afirmó Hernández.

Apoyo a 50.000 familias

A través de la Alianza para el Corredor Seco se apoya a 50.000 familias en el occidente de Honduras, moviendo su ingreso per cápita desde 0.59 centavos de dólar en un inicio hasta 2.17 dólares, y se han generado más de 20.000 nuevos empleos en cinco años de intervención.

La Alianza para el Corredor Seco se orienta a la generación de empleo, competitividad y productividad en el sector rural, particularmente en los departamentos de Lempira, Intibucá, La Paz, Ocotepeque, Copán, Santa Bárbara, Choluteca, El Paraíso y sur de Francisco Morazán.

Como parte del programa del Corredor Seco se han instalado 3.150 hectáreas de riego, se manejan 65 microcuencas con planes de manejo e inversiones y más de 150 brigadas de protección forestal.

También, 95 centros de entrenamiento nutricional, atención integral a más de 30.000 niños menores de cinco años, sistemas de agua potable para 7.000 familias, apoyo a seis mercados bioseguros en occidente y seis centros de acopio modelos con bioseguridad.

Datos de interés

• La inversión del Gobierno de Honduras para la reactivación productiva en la Alianza para el Corredor Seco es de 200 millones de lempiras.

• A la fecha se han instalado 260 macrotúneles, de un total de 300, los cuales estarán finalizados en octubre.

• En el Corredor Seco, con el apoyo de la Alianza para el Corredor Seco se están produciendo cada tres meses más de 77 millones de libras de hortalizas para abastecer los mercados regionales y nacionales.