Primera Dama exhorta a hondureños a colaborar con los más necesitados y a no difundir noticias falsas






En su visita a los albergues de las colonias Canaán y Reynel Fúnez, del Distrito Central, la primera dama, Ana García de Hernández, invitó hoy a los hondureños de buen corazón a unirse a las campañas de solidaridad en apoyo a los afectados por las lluvias del fenómeno natural Eta.

También hizo un llamado enérgico a la población para que en este tiempo de crisis también contribuya con la verdad y no con la difusión de noticias falsas, las cuales provocan confusión y desánimo en los afectados.

"Este es el tiempo donde los hondureños debemos estar unidos, ser solidarios y apoyarnos unos a otros, pero si quiero lamentar la actitud de algunos que no sé qué tienen en su corazón y que se han encargado de difundir noticias falsas que causan terror en la población y llenan su corazón de angustia y odio", lamentó la esposa del presidente Juan Orlando Hernández.

Asistencia humanitaria

La primera dama visitó a 22 familias que permanecen albergadas en la Iglesia Jesús El Buen Pastor, ubicada en el sector uno de la colonia Canaán.

A este albergue también se trasladó personal de la Secretaría de Salud para realizar pruebas de la covid-19, para atender de manera inmediata a las personas que den positivo a la enfermedad.

Asistencia integral

Posteriormente, se trasladó a la Escuela República de Honduras, ubicada en la colonia Reynel Fúnez, de la capital, donde se encuentran alojadas 18 familias damnificadas debido a los deslizamientos ocurridos en ese sector.

La asistencia humanitaria otorgada por el Gobierno incluyó la entrega de pañaleras para las mujeres embarazadas y medicamentos para las personas de la tercera edad.

Además, se entregaron alimentos nutritivos y calientes, kit de higiene personal, abrigos, calzado, colchas, golosinas y juguetes para los niños y niñas.

En esta asistencia humanitaria se han integrado los programas sociales Vida Mejor, Honduras para Todos, Criando con Amor, Recreovías Presidenciales y la Dirección del Adulto Mayor.

La organización de los albergues se realiza con la coordinación del personal de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales de Honduras (Copeco).

"Hemos visto, en todos los albergues que recorrimos, que todas personas están bien atendidas con calidad y calidez humana", agregó.

García de Hernández reiteró su compromiso y del Gobierno del presidente Hernández con los más afectados por Eta y aseguró que la asistencia humanitaria continuará llegando a cada uno de los albergues.

Esperanza de vida

En un abrir y cerrar de ojos, Suyapa Domínguez, madre de seis hijos, lo perdió todo, pues se vio obligada a desalojar su vivienda en la colonia Canaán tras registrarse un derrumbe en la zona.

Sin embargo, agradece a Dios porque tomó la decisión de evacuar a tiempo y salvó su vida, ya que su vivienda se destruyó en un 100 por ciento.

"Gracias a las autoridades del Gobierno y Copeco que nos fueron a sacar, y por toda la ayuda que nos han entregado aquí en el albergue, nos dan una esperanza para continuar", expresó.