Lamenta exrectora de la Unah:En Honduras prevalece el concepto de desbaratar lo público en vez de mejorarlo






La exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) Julieta Castellanos lamentó hoy que en el país prevalezca el concepto de que "lo público hay que desbaratarlo", cuando, por el contrario, hay que trabajar para que sea lo mejor.

Castellanos se refirió sobre el tema en la presentación del diagnóstico del sistema de educación del país y el plan de trabajo a ejecutar en los próximos 10 años por parte del Ministerio de Educación y la Comisión de Transformación de ese sector, de la que ella forma parte.

Dijo que duda del interés de los directores de colegios públicos por mejorar el sistema educativo, pues ni se preocupan porque sus instituciones se destaquen en el Índice de Pruebas Académicas que desarrolla la Unah.

Comentó Castellanos que a ella la acusaron de privatizar la educación mientras fue rectora de la Unah, pero "trabajamos para llevar a la Universidad a donde está ahora, por ejemplo, siendo reconocida por las universidades francesas" por su calidad.

"Los conflictos debilitan las instituciones y por mucho esfuerzo que hagan las autoridades para trabajar, por ejemplo en la Universidad, los conflictos externos al final pegan en la Universidad y eso es indudable", dijo.

El interés

Castellanos puso como ejemplo de baja calidad educativa que en los índices de la prueba de aptitudes académicas, y en especial en la de 2015, el primer colegio público que aparece en la lista está en la posición 14 y es la Escuela Experimental de la Universidad Pedagógica Nacional.

Incluso, señaló, "en los 100 primeros colegios de la lista tal vez 30 son públicos y el resto son privados".

Cuando los colegios privados bajan un punto en el listado, "acuden a la Unah para ver por qué bajaron ese punto en el ranking, mientras, del otro sector, se invitaba a los colegios públicos para abordar el tema y no les interesaba el asunto".

Entonces, "¿de qué interés por la educación pública están hablando? ¿Y saben por qué no les interesa? Porque en los privados a los docentes se les evalúa por rendimiento y por resultados, y en la escuela y la universidad pública no", dijo Castellanos.

Recordó que en su momento en la Unah "había problemas con algunos docentes porque sí cumplían en la privada, marcaban y les deducían el día que no trabajaban, pero en la pública se les ponía reloj y le echaban ácido para destruirlos y no marcar".

Remarcó que el concepto es que "lo público hay que desbaratarlo, pero al menos nosotros somos testimonio en nuestra gestión de que trabajamos para que lo público fuera lo mejor".

La exrectora recordó que criticaban la construcción de edificios en su gestión, una posición absurda porque, "si se pasaba de 66.000 estudiantes a 90.000, iban a recibir clases bajo los árboles; teníamos que hacer edificios y allí se ve que la ignorancia y la mezquindad ciega y con ciegos es difícil que miren y con sordos es difícil que escuchen".