La Lima debe recibir una intervención total ante los estragos causados por Eta






"La Lima hay que intervenirla totalmente", dijo hoy el presidente Juan Orlando Hernández, quien anunció un proceso de reconstrucción de viviendas en el Valle de Sula, lo que incluirá ayuda a través de un producto financiero para afectados que perdieron sus casas a causa de las inundaciones por la tormenta Eta.

Hernández anunció la intervención de La Lima en declaraciones a los medios de comunicación frente al alcalde de esa ciudad, Santiago Motiño, después de una reunión presencial y virtual con alcaldes del Valle de Sula, tras la cual visitó las bodegas de Banasupro en San Pedro Sula donde se preparan 34.600 bolsas de alimentos para damnificados del Valle de Sula.

Motiño fue uno de los cuatro ediles que se reunieron con el presidente Hernández en la cita presencial y virtual con diferentes sectores del Gobierno, efectuada en Banasupro para abordar los diferentes sistemas de asistencia humanitaria para ayudar a los afectados por el paso de la tormenta tropical Eta.

Al abordar la situación de calamidad que se ha vivido en el Valle de Sula, y en especial en La Lima, Hernández relató que una señora de este municipio expresó que "no se salieron a tiempo porque durante el huracán Mitch (en 1998) el agua llegó a las rodillas de las personas, y como han estado acostumbrados a vivir con ese tipo de inundaciones", pero en esta ocasión "en 30 a 35 minutos el agua subió hasta el techo".

"La Lima hay que intervenirla completamente", dijo Hernández hablando de frente con el alcalde Sergio Motiño, "y no vamos a descansar hasta que la gente de La Lima vuelva a tener el nivel de dignidad de vida que se merecen".

"Se debe reconstruir, construir viviendas nuevas, y hay que decirle a la gente, en especial a la que se resiste a abandonar lo que han tenido por años, que ya es momento que salgan de esas zonas de riesgo", advirtió.

Unas 3.000 viviendas nuevas

Hernández consideró que el proceso de intervención y de asistencia a todo el Valle de Sula debe enfocarse en la construcción de viviendas, así como en la generación de un producto financiero que permita la reconstrucción de hogares.

Expresó que se ha calculado que solo en el Valle de Sula "se deben construir unas 3.000 viviendas nuevas, además de que muchos pobladores que tienen empleo igual se han visto afectados".

Explicó que para los trabajadores que han sufrido las consecuencias de la tormenta "se ha pedido a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros para que se pueda gestionar la creación de un producto financiero que sirva para reparación de viviendas, porque solo hay para adquisición de viviendas nuevas".

Hernández expuso que "viene ese nuevo producto para apoyar a los que aún tienen sus trabajos, porque seguramente piensan cómo se puede hacer para reconstruir o reparar las viviendas que fueron dañadas".

El menaje

El mandatario también se refirió al programa del Gobierno, a través de la Operación No Están Solos, para dotar a más de 60.000 familias de los menajes que han perdido a causa de la tormenta tropical Eta.

Hernández refirió que "los menajes mínimos comprenden una cama matrimonial, una cama plegable o portátil, una estufa de dos quemadores y un filtro de agua, y es un proceso abierto que en este momento está en adquisición, a través de Oncae (Oficina Normativa de Contratación y Adquisiciones del Estado), y se busca tenerlo por lo menos para unas 60,000 familias".

"En el Valle de Sula y en La Lima son ejemplos claros que la gente lo necesita, y en muchos barrios y colonias que han sido afectados a nivel nacional", manifestó Hernández.