GOBIERNO Y SECTOR TRANSPORTE, LLEGAN A UN CONSENSO CON EL PROYECTO DE LEY DE TRANSPORTE.






Tegucigalpa mayo de 2015. El Gobierno de la República de Honduras, representado por el Secretario Ejecutivo del Consejo de Ministros, la Dirección General de Transporte y la Secretaría de Infraestructura de Servicios Públicos (INSEP) se reunieron en varias ocasiones durante un año con representantes del Sector Transporte para discutir y llegar a un consenso positivo con el Proyecto de Ley de Transporte, mismo que ya fue enviado al Congreso Nacional y se esta a la espera de su discusión y posterior aprobación.

La visión de esta Ley es garantizar la seguridad y buen servicio a los usuarios del transporte público terrestre. Con esta nueva Ley se moderniza en forma significativa la regularización del transporte terrestre en Honduras, derogando así una Ley vigente desde casi 40 años.

El proyecto de Ley de Transporte se compone de más de 100 artículos que además de regular la prestación del servicio, las tarifas, multas, sanciones y prohibiciones a Usuarios y Concesionarios, incorpora el tema de los seguros de protección a terceros, renovación de flota vehicular, entre otros.

Dentro de esta Ley se establecen 2 clases de servicio de transporte terrestre: Servicio de Transporte Público y Servicio de Transporte Especial, este último es el que se presta para estudiantes, trabajadores, grupos sociales y religiosos, transporte privado de carga y moto taxis.

Asimismo se crea el Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INITT) como un órgano Desconcentrado de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (INSEP), con autonomía administrativa y presupuestaria.

El Estado consiente de la situación de violencia que afecta en gran medida al sector transporte ha declarado de interés público y prioridad nacional la Seguridad de los usuarios del transporte terrestre, así como de los operadores de las unidades de transporte, incluyendo en esta ley la utilización de sistemas de GPS, Cámaras, botones de pánico así como contempla la creación de una jurisdicción especial que incluye el apoyo interinstitucional del Ministerio Público, Poder Judicial, Policía Nacional y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA).

Con la aprobación de todas las partes y posterior envío de este Proyecto de Ley al Congreso Nacional, se crea un camino para brindar mejores oportunidades para el desarrollo del Sector Transporte, así como beneficios para sus usuarios y por ende para el país.