FFAA, Copeco y EEUU unirán fuerzas para seguir salvando vidas tras rescatar más de 8.000 personas






Las Fuerzas Armadas de Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo de los Estados Unidos unirán esfuerzos para continuar salvando vidas entre la población afectada por las inundaciones que provocó la tormenta tropical Eta en el Valle de Sula, donde ya han rescatado a más de 8.000 personas.

El coronel John Litchfield, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, que tiene su sede en la base militar de Palmerola, visitó este lunes el centro de operaciones instalado por el Gobierno hondureño en el Sistema Nacional de Emergencias 911 en San Pedro Sula ante la emergencia.

Litchfield dialogó con miembros del equipo de alto nivel gubernamental encargado de las actividades de emergencia en el Valle de Sula, dirigido por la designada presidencial María Antonia Rivera.

Trabajo en equipo

El ministro de Copeco, Max González, explicó que en el plan efectivo a realizar en cooperación con la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, para agilizar el proceso de rescate, toma en cuenta como primer punto que el trabajo en equipo facilita el mejor desarrollo de la operación.

En segundo lugar, indicó, crear un enlace entre el centro de comando y la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo para coordinar las acciones a realizar en el pronto rescate de damnificados.

Además, a partir de mañana se tendrá a disposición la colaboración de un helicóptero con dos técnicos de Copeco y parte del equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo con destino al departamento de Gracias a Dios, para evaluar daños y asimismo proporcionar ayuda humanitaria.

Ayuda de EEUU

El comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo expresó en nombre del pueblo estadounidense sus respetos y condolencias a Honduras.

Asimismo, mencionó que las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo han estado en Honduras por muchos años, creando un vínculo familiar.

"Entonces, cuando nuestra familia tiene una necesidad se siente la obligación de ayudar", recalcó Litchfield.

El Gobierno de Estados Unidos y la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo durante los últimos días han podido asistir a las Fuerzas Armadas y Copeco a salvar vidas.

Litchfield enfatizó que la labor de rescate se ha hecho en compañía de las Fuerzas Armadas de Honduras bajo la dirección de Copeco.

"Quiero expresar que la inversión tecnológica que ha hecho el Gobierno hondureño en el edificio del 911 ha sido fundamental para el éxito del rescate ante esta crisis; esperamos continuar siendo compañeros en las tareas venideras así como la transición de salvar vidas y ayuda humanitaria", finalizó el militar estadounidense.

Más de 8.000 rescatados

El jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), coronel Armando Martínez, detalló que desde el día 7 y 8 de noviembre se han estado haciendo maniobras, labores de rescate y entrega de víveres a la población afectada por los estragos de Eta.

Día a día se han estado planificando misiones que cubran todo el territorio hondureño y de esta manera garantizar la integridad de los ciudadanos hondureños. Hasta el día de hoy se ha hecho el rescate de más de 8.000 personas en el Valle de Sula, tarea que se ha llevado a cabo en conjunto entre las Fuerzas Armadas de Honduras y Estados Unidos.

Se cuenta, por parte de la FAH, con 5 helicópteros y el Gobierno guatemalteco puso a disposición 2 helicópteros para el auxilio de la población; además, empresarios prestaron 6 helicópteros y se suman a partir de hoy 5 helicópteros más por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo.

A partir del día 7 se comenzaron las evaluaciones para que las unidades de superficie reparen las vías de comunicación más importantes, como el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, y empezar a recibir la ayuda humanitaria internacional.