En Isla Conejo: Presidente supervisa continuación de vacunación para reactivar la industria del turismo






El presidente Juan Orlando Hernández destacó este miércoles el proceso exitoso de inmunización anticovid-19 que se está desarrollando a nivel nacional y aseguró "que la vacunación es una realidad palpable que la estamos viviendo en todo el país".

En cadena nacional de radio y televisión, el mandatario resaltó que a la fecha se ha vacunado en tiempo récord a 352.000 hondureños y que "hemos avanzado de manera importante".

El presidente Hernández visitó este miércoles la Isla Conejo, así como Amapala, en la Isla del Tigre, para constatar cómo se desarrolla el proceso de vacunación en esta zona del país para reactivar la industria del turismo.

Expuso que la prioridad en su Administración es levantar y reactivar el turismo que ha sido afectado por las tormentas tropicales Eta y Iota y la emergencia sanitaria por la covid-19.

A continuación el mensaje del presidente Hernández:

--

Compatriotas:

Las jornadas de vacunación en todo el país han sido un éxito.

En tiempo récord, hasta la noche de ayer, más de 352.000 hondureños habían sido vacunados, unos con dos dosis y unos con una dosis, y hemos avanzado de manera importante.

Estamos hablando de diferentes segmentos de la población, de los más expuestos y de distintas regiones del país. Así que este proceso de vacunación contra el covid-19 va a marcha segura y eso nos alegra.

Hoy, desde Amapala, la Isla Conejo, Coyolito y más toda la región del Golfo de Fonseca, ya hemos iniciado con la vacunación que tiene que ver con atender a un grupo muy vulnerable, que son los que están en la industria turística, una industria muy golpeada, y espero que ahora al estar vacunados los lancheros, la gente que está en los restaurantes y la gente que se dedica al turismo nos va a permitir reactivar la economía mucho más rápido y más temprano de lo que habíamos pensado, y eso nos va a permitir un mayor flujo de hondureños movilizándose de un lugar a otro con la seguridad de que las personas que los van atender ya están vacunadas.

Mediante un trabajo articulado con el Instituto Hondureño de Seguridad Social comenzamos esta operación la semana pasada con Roatán, Islas de la Bahía, seguimos ayer en Santa Lucía, y hoy estamos en la zona del Golfo de Fonseca con la visión de reactivar la industria del turismo, porque de ellos dependen 270.000 familias en esta industria que le llaman sin chimeneas y que es muy importante en términos de generación de empleos.

Antes de la pandemia esta era una de las industrias que más venían creciendo.

La vacunación continúa sin detenerse en los todos los rincones del país. Nos dijeron que no se iba a poder, que no habían vacunas, que era un engaño, que no estábamos preparados, porque confiamos en el Sistema de Naciones Unidas, y nos criticaron por eso.

También que no estamos listos porque no habíamos comprado con suficiente tiempo las vacunas, hasta que nos íbamos a tardar 11 años en vacunar a la población que los médicos le dicen elegible.

Bueno... pues no.

Vean: aquí estamos vacunando a lo largo y ancho del país y me alegra, porque nuestra gente está recibiendo este beneficio.

Gracias a Dios las vacunas están aquí y a partir de junio comienzan a venir en lotes mucho más grandes y eso nos va a permitir en orden atender bien a la gente a paso acelerado, terminar de vacunar a nuestra gente en lo que resta del año, pero también tenemos que cuidarnos.

De acuerdo con el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), ellos están en capacidad de vacunar a una persona cada 3 minutos en un autoservicio y cada 5 minutos en la modalidad peatonal, como lo están haciendo los compatriotas del sur.

Y en ese sentido, cada enfermera tiene la capacidad de vacunar 150 personas al día.

La experiencia de nuestro equipo de vacunación ha sido vital en este proceso; este equipo es un activo que pocos países en el mundo tienen y gracias a Dios Honduras lo tiene.

Este equipo nuestro ha ganado reconocimiento internacional por su profesionalismo, y eso nos ha llevado en poco tiempo a estar presentes con la vacuna prácticamente en todo el país.

Vamos a asegurarnos de llegar hasta el último de los 7 millones de compatriotas mayores de 12 años que médicamente son elegibles o aptos para ser vacunados.

Espero que antes que finalice mi Gobierno, tal como está establecido el programa, que dentro de 8 meses podamos dar el anuncio que hemos cumplido la meta que nos propusimos. No en 11 años, sino en estos meses que faltan.

Vean ustedes: ya vacunamos a todos los médicos, enfermeras, personal técnico, personal administrativo, seguridad y limpieza de todos los hospitales y clínicas, sean públicas o privadas, sea la Secretaría de Salud o el Seguro Social. Así que eso nos ha permito avanzar de manera muy importante.

Nos dijeron que no lo lograríamos, otros hasta deseaban que fracasáramos, pero gracias a Dios las vacunas están llegando y estamos vacunando a nuestra gente.

Espero que al final de mi Gobierno, dentro de 8 meses, podamos dar el anuncio que cumplimos la meta que nos propusimos, no 11 años como algunos han estado diciendo.

Ya vacunamos a todas las personas que padecen de tratamiento de diálisis, pacientes de cáncer en todo el país.

Ya vacunamos a todos mis compatriotas de la tercera edad que viven en todos los asilos de ancianos en todo Honduras.

Ya vacunamos a todos los mayores de 75 años en todo Honduras y ya estamos en varias regiones con los menores de 70 años.

También ya vacunamos a todos los miembros de cuerpos de socorro, es decir, bomberos, Cruz Roja, Cruz Verde, 911, Copeco.

Ya estamos vacunando policías y militares.

Ya estamos vacunando a todos los periodistas del país.

Y obviamente con el esfuerzo del Seguro Social ya está vacunando a todos sus afiliados mayores de 60 años y a los menores de 60 años pero que tienen al menos una enfermedad de base.

Ya estamos vacunando a todos los estudiantes de últimos años de todas las carreras relacionadas con salud del país, como Medicina, Odontología, Microbiología, Enfermería y Química y Farmacia de todas las universidades de Honduras.

Y estamos vacunando también a personal de hoteles, restaurantes, touroperadores, agencias de viaje, transporte público relacionado con el turismo, migración, aeropuertos, etc., para reactivar el turismo.

En fin, vamos avanzando en la parte pública que le da soporte a todo el sistema turístico y eso significa los empleados de migración, aduanas, aeropuertos, con el propósito de reactivar el turismo, que es la industria que más empleos nos genera y que también le trae un bienestar a todo hondureño, para que ustedes se preparen luego de tanto encierro, que salgan y disfruten de su país.

Pronto vamos a empezar a vacunar a los maestros. Algunos que ya tienen enfermedad de base ya han sido vacunados, porque los maestros son un sector prioritario, porque al igual que la industria turística uniremos esfuerzo con todo el sector privado, con todo el sector de los trabajadores, Seguro Social, para ir vacunando por fases prioritarias hasta alcanzar la vacunación del 100 por ciento de los maestros a nivel nacional.

En fin, la vacunación es una realidad palpable que la estamos viviendo en todo el país.

Honduras le da las gracias a todos los miles de compatriotas que se están moviendo por todo el territorio nacional en esta cruzada para vacunar a nuestra gente.

Estamos hablando médicos, enfermeras, Copeco, policías, militares, Guías de Familia, Código Verde. Toda esta gente ha hecho un extraordinario trabajo y lo seguirá haciendo a lo largo de esta jornada hasta que vacunemos al último.

Todos ellos son los que se encargan que hasta el momento toda la operación se haya llevado de manera ordenada, ágil, eficiente, tratando a todos los vacunados con respeto y cariño, como yo se los pedí, que me los trataran como reyes y reinas.

De aquí en adelante no nos detenemos.

Las más de 14 millones de dosis que ya tenemos compradas o prometidas en donación están llegando en grandes cantidades a partir de este mes de junio.

Antes de que termine esta semana vamos a recibir otro envío de vacunas y rápidamente vamos a colocarlas a lo que más lo necesitan.

Quiero decirles que me preocupan mucho las experiencias negativas que han vivido otros países a pesar de que comenzaron a vacunarse. Se relajaron con sus medidas de bioseguridad y por eso les pido continuar de manera estricta con las medidas de bioseguridad aunque ya nos hayan puesto la primera e incluso la segunda dosis.

Tenemos que seguir con el lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento físico; todo eso tiene que continuar, no hay que relajarse. No cometamos el error de estos países que ahora están sufriendo más contagios. Se trata de cuidarnos. Esta disciplina debe de seguir en paralelo con el proceso de vacunación.

Recuerde: vacuna más cuidado, igual protección. Sólo así volveremos a retomar nuestra vida con normalidad...

Estamos cada vez más cerca de lograrlo.

Un abrazo para todos.