Doña Claudia dormía en cama prestada, hasta que el Gobierno le dio ayuda humanitaria






Claudia Escalante, una de las afectadas por las tormentas Eta y Iota en la aldea La Buena, en Choloma (Cortés), dijo hoy sentirse feliz por haber recibido su paquete de ayuda humanitaria de parte del Gobierno, "porque estaba durmiendo en cama prestada".

Claudia y su hija fueron una de las 262 familias beneficiadas este jueves por la Operación No Están Solos con la entrega de paquetes de ayuda humanitaria en una actividad que encabezó el presidente Juan Orlando Hernández.

Entre los beneficios que recibieron los pobladores de la aldea La Bueso se encuentran 262 paquetes de ayuda humanitaria, en los que se incluyen artículos de limpieza para el hogar, artefactos de cocina, de bioseguridad y de higiene personal, entre otros.

Además, el acto sirvió para entregar más de 5.800 bonos No Están Solos de Vida Mejor a igual número de familias del departamento de Cortés y que servirán para que quienes lo perdieron todo con las tormentas tropicales Eta y Iota puedan volver a comprar algunos de los enseres que más necesitan.

"Esta es una ayuda que no sabemos cómo agradecer, porque todos estos meses estuve durmiendo en cama prestada y hoy voy a estrenarla con mi hija", dijo Escalante, poco después de que el gobernante la visitara en su humilde vivienda en La Bueso.

Nunca olvidará la visita

Por su parte, Iris Yolanda Soriano dijo jamás iba a olvidar que el presidente Hernández la visitó en su casa para confirmar que había recibido su paquete de ayuda humanitaria.

"Gracias por haber venido a mi casa, señor presidente", dijo con mucha emoción la señora, para luego expresarle: "Esto es algo que nunca voy a olvidar".

Mientras tanto, Ernesto Ramírez le dijo al mandatario que fue grato haberle verle en La Bueso, en persona, supervisando la entrega de beneficios, con lo que se demuestra "que no estamos solos".

También doña Ana Figueroa, que con su hija tiene un negocio de venta de tortillas, recibió la promesa del presidente de que próximamente le entregarán un ecofogón para que no siga comprando mucha leña para cocinar.

"Cuando se inundó este casa, señor presidente, no hallaba ni por dónde empezar a limpiar, pero hoy que tengo las cosas que me han regalado le agradezco, porque lo perdimos todo", dijo.

Ayuda a los que perdieron todo

El presidente Hernández señaló que "en La Bueso han sufrido mucho y por eso estamos aquí para hacer justicia social con los que lo han perdido todo".

El gobernante aseveró que, a pesar de las dificultades, Dios hizo su obra y ayudó a que las tormentas tropicales no se convirtieran en una catástrofe de dimensiones incalculables.

Hernández agradeció a los pobladores que salieron de sus hogares durante las inundaciones, una decisión que permitió salvar muchas vidas, y aseguró recordarlo con agrado porque se mostraron obedientes a las instrucciones de las autoridades.

"Hemos sufrido por las tormentas tropicales, y antes de eso la pandemia generó muchos problemas, y más atrás de eso sufrimos una gran ola de violencia", dijo.

Pero, enfatizó Hernández, "en todos los casos nos hemos puesto en pie, y hoy estamos aquí entregando estos paquetes y bonos para ayudar a los que lo han perdido todo".

El deber de apoyar

El titular del Ejecutivo remarcó que se están entregando paquetes de ayuda humanitaria y bonos únicos de Vida Mejor porque es un deber apoyar a los necesitados y priorizar a los que han sufrido mucho.

Hernández también expresó que su Gobierno quiere iniciar el proceso de construcción de las represas El Tablón, Llanitos y Jicatuyo, las que se necesitan para evitar más inundaciones en los próximos años.

Ese proyecto, dijo el gobernante, servirá de manera directa a miles de familias con un impacto que les dará mayor seguridad para habitar sus hogares, además de que las propiedades retomarán un mayor valor, porque ya no estarán ubicadas en zonas inundables.

Asimismo, remarcó que si no se hubiesen hecho las cosas bien en los últimos años Honduras no tendría fondos para ayudar a la gente, para reconstruir y apoyar a la micro y pequeña empresa.

"Hoy un organismo internacional ha dicho que Honduras se mantiene estable gracias a trabajar bien en la parte económica y eso significa espacio para seguir ayudando a los pobres", indicó.

Hernández adelantó que en las próximas tres semanas se va a cerrar la Operación No Están Solos con la entrega de bonos y de paquetes de ayuda humanitaria a más de 60.000 familias (más de 300.000 personas) que fueron afectadas por las tormentas.

"Por eso les remarco: estamos con ustedes para apoyarles", dijo el mandatario, quien luego hizo un recorrido casa por casa, supervisando la entrega de paquetes de ayuda humanitaria a los afectados por las tormentas.

Dentro de la operación nacional No Están Solos se tiene previsto beneficiar a unas 300.000 personas a través de la entrega de paquetes de ayuda humanitaria a familias que lo perdieron todo debido a las tormentas en las distintas zonas del país que fueron afectadas.

Además, a través de Vida Mejor, se desarrollan proyectos en pro del mejoramiento de las condiciones de vida de familias en condiciones de extrema pobreza y vulnerabilidad mediante obras que respondan a las necesidades de la población.

Aparte de entregarles los paquetes de ayuda humanitaria, la Administración Hernández asistió a los afectados con alojamientos, rescates, comida y bonos únicos, entre otras ayudas.

El paquete de ayuda humanitaria que reciben los pobladores de La Bueso contiene:

1 Cama matrimonial

1 Filtro de agua

1 Estufa de gas

1 Tanque de gas

1 Balde para basura

5 Platos secos

5 Platos hondos

5 Tazas

5 Vasos

3 Biberones

1 Paquete de pañales

1 Paquete de toallas húmedas

1 Vaselina

1 Caja de Maizena

1 Limpia pepes

4 Rollos de papel higiénico

1 Paquete de toallas sanitarias

2 Pastas dentales de 75 ml

5 Cepillos dentales (2 de adultos y 3 de niños)

3 Jabones de baño

5 Mascarillas

1 Gel de manos

1 Trapeador

1 Escoba

2 Pastes

1 Paquete de bolsas para basura

1 Bote de cloro

1 Jabón de lavar platos

2 Libras de detergente.