Denuncia el ministro de la Presidencia: "Sucio chantaje contra el Gobierno" está detrás de paros en Salud y Educación






"Un sucio chantaje en contra del Gobierno" para "tapar" actos de corrupción de dirigentes en contra de sus propios agremiados es lo que estaría detrás de los paros en Salud y Educación, denunció hoy el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz.

"Lo que está quedando al descubierto cada día más, detrás de los paros en Salud y Educación, es un sucio chantaje en contra del Gobierno; cada día quedan evidenciadas la verdaderas motivaciones de estos paros que promueven algunos dirigentes de estos gremios", declaró el funcionario.

Tapar irregularidades

Díaz explicó que "hace algunos meses (ciertos dirigentes) propusieron al Gobierno tapar algunas irregularidades en el manejo de recursos de sus agremiados y si el Gobierno no accedía ellos procederían a ejecutar los paros para paralizar el país".

Lamentó que a estos dirigentes no les importó dañar y afectar a todos aquellos que necesitan atención en los hospitales o a todos los jóvenes y niños que asisten a las escuelas públicas del país.

"Todo se fundamenta en una mentira porque hasta el momento no han mostrado la veracidad de sus argumentos para realizar los paros", manifestó.

Cuestionó el argumento de la privatización, porque ese punto nunca ha estado en discusión de parte del Gobierno, ya que la educación y la salud son y seguirán siendo gratuitas.

No tienen argumentos válidos

El funcionario aseveró que "lo que está claro es que no pueden decirles a sus bases qué es lo que realmente quieren, y evidentemente el Gobierno no ha accedido porque no depende de nosotros detener lo que otros entes están haciendo, algunos entes reguladores y de investigación que están revisando todas esas irregularidades que ellos han tenido en el manejo de recursos de sus propios agremiados".

"Están engañando al pueblo hondureño haciéndole creer esos falsos argumentos; imagínense que la lucha no es por conquistas sociales, no es por sueldos o mejoramiento de salarios, porque están pagados al día tanto médicos como maestros", resaltó.

Asimismo, dijo que los dirigentes tampoco justifican el por qué se retiran de la mesa de diálogo, dejando claro que no les interesa dialogar y, por el contrario, cada vez amenazan con radicalizar más la protesta.

Adelantó además que estos entes de investigación pronto podrían revelar datos y cifras precisas de estas irregularidades cometidas con los dineros de los agremiados, los que suman no pocos centavos, sino millones de lempiras.

"No hay tales de que están defendiendo los derechos de los pacientes o de los niños o que estén defendiendo la educación gratuita, porque el presidente (Juan Orlando) Hernández ha reiterado que su Gobierno promueve y garantiza la educación gratuita y la atención gratuita en los servicios de salud", reafirmó Díaz.

Le temen a ser investigados

En el caso de Salud, el funcionario explicó que las investigaciones también abarcan aspectos como medicamentos y equipos médicos que desaparecen misteriosamente o que incluso son averiados con el propósito de remitir pacientes a clínicas y hospitales privados, donde cobran fuertes sumas de dinero por los tratamientos.

"Por eso es que algunos dirigentes tratan que las investigaciones no prosperen", señaló Díaz.

Insistió en que "por eso, cuando vieron que hay una comisión de acompañamiento que va a transformar todo esto, empezaron a decirle a la gente que Juan Orlando y el Gobierno iban a privatizar la salud y la educación y eso es totalmente falso; están usando todo eso para chantajear al Gobierno para que todo quede oculto y no afecte sus intereses".

El ministro de la Presidencia apuntó que han visto con mucha preocupación y dolor cómo muchos pacientes han quedado listos en el quirófano y no les han practicado las cirugías.

Además, se acerca la época cuando se tienen que redoblar esfuerzos en contra del dengue; sin embargo, la población está desprotegida porque los trabajadores de salud andan en paros y protestas.

"Después le van a querer echar la culpa, que es el Gobierno el que no hace nada, cuando son ellos que han abandonado los hospitales y los centros de salud y no están atendiendo; eso es muy importante que el pueblo hondureño lo sepa", consideró.

El funcionario reiteró que el Gobierno está esperando a los gremios en la mesa de diálogo.

Pero "si ellos insisten en mantener esta farsa y mantener engañado al pueblo hondureño, negándole la salud en los centros hospitalarios o la educación en los centros escolares, el Gobierno tendrá que tomar algunas medidas", advirtió el funcionario del Ejecutivo.